Adiós 2016... Hola 2017
Introduce aquí el subtítular

Adiós 2016... Hola 2017

Introduce aquí el subtítular

2016 llega a su fin, y no sé cómo catalogarlo, la verdad. Ha sido un año raro que ha tenido de todo y por partes iguales, por eso no puedo decantarme por el adjetivo "bueno" o "malo".

Tengo claro que en el aspecto laboral y financiero ha sido un año muy malo, muy duro, y ha tocado vivir momentos complicados, pero por suerte, tal y como decía el señor Fennyman en la película "Shakespeare in leve", extrañamente, siempre sale bien. No se sabe el porqué, pero así sucede.

En lo personal he de decir que ha sido muy bueno, porque en este año el amor llegó a mi vida, y lo digo de forma literal, porque desde hace seis meses por fin está a mi lado.

En cuanto a lo literario -que es lo que realmente me interesa- ha sido un año apasionante, tanto por lo bueno como por lo malo, porque siempre se extraen enseñanzas de cada experiencia. Cada vez es más evidente que este mundillo es un páramo de fieras, endiosados/as, de espejismos, mentiras y falsas apariencias, pero que por fortuna también hay cosas y personas que sí merecen la pena. Muchas veces pienso que debería quedarme callado y no meterme en polémicas y batallas que no llevan a ninguna parte, pero qué queréis que os diga... a veces mi paciencia no da para más... Pero como dije antes, de todo se aprende. He conocido mucha gente, y de cada he aprendido algo nuevo, ya fuera por ser un ejemplo a seguir, o por todo lo contrario. La receta la tengo clara: trabajar y aprender, los resultados van llegando.

Este año también he viajado bastante: Madrid, Armilla, Málaga, Motril, Murcia, Elche, Sevilla, Granada, me han acogido en diferentes eventos literarios, y he podido hablar y dar a conocer mis obras.

Dos publicaciones propias dejo en este 2016, y ambas vieron la luz en el mes de mayo. En la Feria del libro de Almería presenté "Los amores que te debo", editado por SoldeSol, un libro que considero el mejor que he escrito hasta el momento. Poco después salía a la venta "Empotrada por amor", una historia atípica que se ha conseguido un buen número de lectoras.

He podido probar la experiencia de publicar con una editorial tradicional, aunque resultó no ser lo que esperaba. Posiblemente ni era la editorial que yo esperaba, ni yo era el autor que esperaban. Pero fue otra experiencia más.

He participado en unas cuantas antologías y he seguido escribiendo, siempre escribiendo, y el fruto espero poder verlo en este año nuevo que está a punto de comenzar.

Este año también ha sido en el que he llevado la Biblioplaya, en el que Erea ha dicho adiós con una magnífica antología, "13 muertes sin piedad", de la que sólo hay 200 ejemplares y el que no corra se quedará sin una pieza de coleccionista... y el nacimiento de "Letras de Esparto", una Asociación Literaria y Cultural que espera hacer las cosas bien y ser algún día un referente en el panorama cultural. Empieza con buen pie, con una antología preciosa sobre el camino de Santiago: "Letras para el Camino".

Ahora que termino estas líneas, creo que el 2016 ha sido bueno, en verdad, pero algo me dice que este próximo 2017 va a ser inolvidable... y trabajaré muy duro para que así lo sea...

Sin más, me despido por otro año...

¡Feliz Fin de año! y ¡Feliz 2017!

Abrazos

Deja tu comentario...